Nunca

 

 

 

 Nunca fuiste lo suficientemente valiente

como para mirarme a la cara y decirme:

-Me quedo contigo-

Preferías huir, marcharte lejos.

A otras camas, a otros labios.

Labios en donde no sentías nada

camas donde tu corazón no palpitaba.

 

Porque así eres tú, cobarde.

Porque me miraste a los ojos y sentiste amor

y eso acojona,

acojona mucho.

 

Y nunca, ni tu ni yo

sabremos que hubiese pasado

si tu me hubieses dicho:

-Me quedo contigo-

 

Porque amar

dura lo que uno quiere que dure,

amar,

dura para mi,

una canción , una noche

o una vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s